Historia de las gafas

Historia de las gafas

S. Begley, escritora científica del periódico The Boston Globe, afirma que los "spectacles", que era como se llamaban las gafas en EE.UU., son uno de los inventos más importantes de los últimos 200 años, por su significativa mejora en la calidad de vida de las personas. ¿Cuánta gente usa gafas actualmente? Para más de cuatro mil millones de personas en el mundo, las gafas no solo representan un instrumento de su vida cotidiana, sino también un accesorio de moda con el que dar un toque de estilo a su look. Pero no siempre ha sido así.

EL NACIMIENTO Y LA POPULARIZACIÓN

Las primeras gafas de la historia aparecieron en Italia, en la Toscana, en el siglo XIII, aunque parece que haya sido Séneca el verdadero impulsor de este descubrimiento: leyendo a través de un vaso de vidrio lleno de agua, cayó en la cuenta que las letras aparecían de mayor tamaño. La invención de la imprenta de Gutenberg, a finales del s. XIV dio el impulso definitivo a la producción en masa de las gafas graduadas, y a su popularización en toda Europa.

En el s. XVII las gafas adquirieron un nuevo significado social: eran un símbolo de inteligencia superior y nobleza, pues las usaban eminentes personalidades eclesiásticas y académicas. Estos antecedentes de las gafas modernas carecían de partes laterales, por lo que era difícil llevarlas puestas.

A lo largo del siglo XVIII, las gafas dejaron de estar de moda: se asociaban a la tercera edad y a los defectos físicos. Solo se usaban en caso de necesidad, y quien podía permitírselo prefería modelos con una empuñadura, que sujetaba dos lentes, como los “impertinentes”. Durante esta misma época, las clases más pudientes comenzaron a usar una sola lente que se encadenaba a la ropa: el monóculo. También había gafas con lentes coloradas que servían para proteger la vista del sol.

A lo largo del s. XIX, comenzó a extenderse el uso de gafas en la vida cotidiana, cada vez más personas las usaban. El modelo económico más difundido era el pince-nez, creado en Francia y exportado a los EE.UU.

El estilo Old Hollywood

En el 1900, la óptica se convirtió en una verdadera industria, con actividades productivas y redes de distribución. Los modelos de gafas graduadas cambiaban rápidamente bajo la influencia de las modas de los famosos, y gracias al empleo de nuevos materiales, principalmente el plástico. Era conocido que en Hollywood, el actor Harold Lloyd, llevaba unas gafas con forma de tortuga y grandes lentes redondas. Sus fotos y sus películas dieron lugar a una verdadera pasión por las gafas graduadas.

Los tiempos modernos

En los años 30 se popularizaron las gafas de sol por primera vez, como consecuencia del invento de Sir William Crookes: lentes que eran capaces de absorber rayos infrarrojos y ultravioletas. Durante la segunda guerra mundial, el diseño de las gafas se desarrolló para atender a las necesidades de los pilotos militares, conjugando aspectos prácticos y estéticos.

En los años 40, gracias a los progresos con los materiales plásticos, se difundió una gran variedad de gafas en todos los colores posibles: las mujeres preferían los modelos con una curvatura hacia lo alto, y los hombres los perfiles dorados.

Durante los años 70, Jacqueline Kennedy popularizó las gafas de grandes lentes. Inspirándose en los famosos, las personas comenzaron a vestir las gafas como modo de expresarse a sí mismas. Tanto es así, que hoy en día las gafas se consideran parte de nuestros complementos, y es un elemento esencial de la moda en todo el mundo.